Buscar

La pasión de pensar

Plantearse cuestiones, recuperar el asombro

Categoría

Filosofía

Diferentes maneras de entender el mundo y buscar un lugar en él

La afirmación de la negación: Melville y Nietzsche

ladarse

En ésta entrada hablaré de un cuento corto que publicó Herman Melville: Bartleby el escribiente (publicado en la revista Putnam’s Monthly Magazine, 1953, con el título: “Bartleby, the Scrivener: A Story of Wall Street”, y posteriormente, en 1956, reducido a “Bartleby”).

También de unos pasajes de Así Habló Zaratustra, de F. Nietzsche, el cual habla de la voluntad que quiere, libre de imposiciones. Seguir leyendo “La afirmación de la negación: Melville y Nietzsche”

Anuncios

Querer volver a ser niño

Zeami- Tratados acerca del teatro Noh

Los Tratados de Zeami son muy estudiados hoy en día por estudiantes japoneses, no sólo como manuales de teatro, sino también en literatura. Trataré de dos textos en los que fija los fundamentos del teatro Nô: Fushikaden y Kakyo.

El Noh, nacido a finales del S. XIV (1336-1573),  época Muromachi, también llamada Tokugawa (sociedad feudal, muy militar y jerárquica). Periodo marcado por los señores feudales. La familia Tokugawa fue muy importante, así que éste periodo también se llama así. Poder grande del emperador.

 

Teatro Nô- Origen

1336-1573, época Muromachi, máximo desarrollo del teatro. Se instaura una clase guerrera y una sociedad disciplinada, donde cada cual al nacer tiene su lugar, se fijan las obligaciones de cada una, y es imposible pasar de una clase a otra. Cada cual tenía su posición social definida al nacer.

Cultivo del zen en la vida cotidiana, así surgen artes que buscan el perfeccionamiento para lograr la iluminación: jardinería, caligrafía, ceremonia del té… Seguir leyendo “Zeami- Tratados acerca del teatro Noh”

Historia de la Filosofía VI (Gadamer): Hermenéutica

Acerca del entender: El arte de dejarse decir algo. Gadamer habla de su propia filosofía: la Hermenéutica.

Hermenéutica: el arte de ajustarse a cada circunstancia

Desde tiempos lejanos ha existido tal palabra: en Teología por ejemplo, el arte de la comprensión e interpretación de las grandes escrituras, y en Jurisprudencia, arte de interpretar las frases, y darles un uso adecuado según el caso de que se trate (Justicia, el arte de ajustarse a las circunstancias), de la manera más cercana a la justicia. Esto quiere decir que no se puede esperar de la hermenéutica que sea clara, ni que aporte verdades definitivas ni dogmáticas.

Incluso en el mensaje cristiano, es un impulso de verdad, una ayuda para llegar a ella. Igual que en la jurisprudencia, se busca conectar la norma, lo legislado y cada excepción: la conexión entre legislación y concepto, y cada caso particular, realizada por la hermenéutica.

No todas las situaciones, los casos, han de ser vistos con la misma vara de medir, sino que se trata de ajustarse a cada excepción, tener en cuenta todas las circunstancias, el contexto.

Interpretación del texto

Se trata de una interpretación de textos. Esto tiene un significado muy amplio, y no sólo se trata de textos escritos, sino que también pueden leerse maneras de ver el mundo, edificios (la manera en que están construidos): se trata del texto del mundo, o bien de la historia del mundo. Tomemos nuestra manera de interpretar para ponernos de acuerdo con nosotros mismos, y tendremos la tarea que hemos de realizar. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía VI (Gadamer): Hermenéutica”

Historia de la Filosofía V (Gadamer): de Hegel a Nietzche

La vida como límite de la razón- Hegel

La tarea de Hegel fue mostrar que cada conciencia es tal en razón de sí misma: cada conciencia es autoconciencia, que puede ser falsa (no reconoce al otro) o verdadera (se construye gracias al reconocimiento del prójimo). De ahí la pregunta: cómo desde ese mundo interior, a partir de ese universo interior o autoconciencia es comprensible toda nuestra experiencia del mundo.

Autoconciencia falsa

Consiste en creer que sólo existe mi deseo y he de satisfacerlo. Pero en cambio así no cobramos una consciencia de que vivimos en sociedad, no existe únicamente mi “Yo”, sino que podemos encontrar diferentes conciencias, diferentes maneras de entender la vida: si las reconocemos a ella, nos reconocemos a nosotros.

Hegel se pregunta: cuándo alguien es autoconsciente? El ejemplo más inmediato es decir que cuando siento mi propio cuerpo, es decir cuando tengo hambre (se suele decir: “noto el ruido de mis tripas”): la consciencia de mi existencia. Si entendemos que sentir mi cuerpo se realiza completamente cuando sacio mis ganas y el hambre desaparece, entendemos la autoconciencia de forma falsa, ya que va más allá, está abierta a lo espiritual; La avidez nos despierta a la realidad, pero es falsa porque no pretende nada más que anularse a sí misma (satisfacer nuestro deseo inmediato).

La autoconciencia no es el ansia de dominio sobre los demás o sobre nosotros (ideologías que nos alejan de éste mundo y nos hacemos esclavos de ellas).

Autoconciencia verdadera

La verdadera autoconciencia es no sólo cuando despertamos a lo real, sino también cuando somos conscientes mediante el reconocimiento del otro como otro real. No sólo queremos ser un sí mismo real, satisfechos de nuestros propios deseos, sino también ser conscientes de nosotros mismos a través del reconocimiento del otro, y por tanto darnos cuenta de que vivimos en un mundo formado por muchas conciencias, diferentes; estamos inmersos en algo común: la sociedad. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía V (Gadamer): de Hegel a Nietzche”

Historia de la Filosofía IV- Gadamer

La carrera de la autoconciencia: Hölderlin (1770- 1883) y Hegel (1770- 1831).

El idealismo alemán presupone la libertad necesaria para crear una nueva realidad, incorpora el deber del cuidado del otro. Fichte y Hegel, compañeros de universidad, demuestran como a partir del supuesto de la libertad podemos elegir de manera más adecuada la realidad que deseamos vivir.

Hölderlin- Juicio y ser

Poeta alemán, en su escrito “Juicio y Ser” (de sólo dos páginas), se puede observar una profunda mirada sobre el lenguaje.

Demuestra la libertad necesaria en todo juicio, la cual se confirma precisamente porque podemos decidir. No está todo dado, como si fuésemos seres mecánicos (Descartes). El Yo confirma la libertad cuando es capaz de decir “Yo”, y así se da cuenta de que no todo está dado, de que con nuestros juicios, opiniones…estamos creando un tipo de realidad, y por tanto la realidad puede cambiarse. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía IV- Gadamer”

Karma

Karma proviene de su raíz “cri“, que significa “acción”: tanto la voluntaria como la involuntaria.

Vivimos en un mundo en el cual actuamos, y dicho actuar es nuestro karma; claro está que hay cosas involuntarias, como desgracias (un accidente…) y también son karma; también hay otras que hacemos a sabiendas, voluntariamente, y  también es karma: de la misma manera que actuamos en la vida, la vida actúa en nosotros.

Algunos budistas, no todos, están de acuerdo en la existencia de vidas pasadas, la reencarnación: igual que nacemos en una forma, en el futuro lo haremos de otra, y si así somos es porque en el pasado hemos vivido una vida bajo otra forma, otro ser y hemos actuado de cierta manera. La reencarnación puede entenderse en forma metafórica, y es que tenemos que asumir la responsabilidad cuando nos relacionamos con otros seres, ya que nosotros también podríamos ser otra forma de vida. Seguir leyendo “Karma”

Lo sagrado: la libertad al cubo de Ai Weiwei

félix molina

S. A. C. R. E. D. | Ai Weiwei en La poética de la libertad

aiweiweisacred1

Si disponéis entre hoy y mañana de unas horas no muy lejanas de la hermosamente colgada ciudad de Cuenca, esta entrada puede considerarse también una recomendación y vais a poder ser testigos o espectadores (o quizá ambos conceptos) de los 81 días de confinamiento del artista Ai Weiwei, del que ya dimos cuenta en esta nota primeriza de fm | al. En efecto, a través de una suerte de dioramas embutidos en cubículos que tienen como techo el de la gótica y bella catedral conquense, el artista / activista (él juzgaría como una redundancia emitir los dos términos) se las arregla para colocarnos delante, a la altura de nuestros ojos omniscientes y espías, un cuadro hiperrealista de sus prisiones, recreación detallada –cual en los horrores de un micromuseo de cera– de los interrogatorios, colaciones…

Ver la entrada original 305 palabras más

I Ching- Libro de las mutaciones

Libro oracular, comenzado hacia 1200 a.c, incorpora la filosofía taoísta. Aumentado en extensión durante la dinastía Zhou y posteriormente por comentaristas de la escuela de Confucio (incorporando el fin moral de llegar a ser “noble”, quién es capaz de observar la situación con prudencia y darla una nueva dirección: ser responsables de nuestras decisiones).

Texto que se introdujo en Europa durante el S XIX: aunque ya en 1889 Charles de Harlez, orientalista, intentó traducirlo pero finalmente no se hizo. Atanasio Kircher (1601-1680), sacerdote jesuita y estudioso de filosofía oriental, usó los hexagramas, pero sin una comprensión profunda de su significado, y como si fuese lenguaje abstracto.

Yin- Yang

La filosofía china concibe la naturaleza como un gran proceso, en el cual todo está interconectado: los diversos fenómenos se influyen entre sí y lo que parece un caos, en realidad consiste en una secreta armonía, en la cual todas las fuerzas caben y contribuyen, ninguna anula a otra, todas cumplen su papel, y van orientadas a la realización de un inmenso proceso. El mundo no se concibe estático, sino en constante movimiento, la filosofía china reconoce y acepta el azar, el cambio.

El universo se constituye como una gran maquinaria formada por la contribución de todas las fuerzas cósmicas, que producen el devenir, las mutaciones (cambios) se suceden eternamente, y conforman el todo, un proceso armónico.

Por tanto, sabiendo las posibles situaciones que se pueden lograr, nos amoldaremos a ellas, es más, dotaremos de una dirección al reflexionar sobre ella, tomando en cuenta todas las circunstancias, incluso nuestra manera de entenderla. Seguir leyendo “I Ching- Libro de las mutaciones”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑