Buscar

La pasión de pensar

Plantearse cuestiones, recuperar el asombro

Categoría

Autores

Los diferentes autores y sus propuestas filosóficas

Historia de la Filosofía VI (Gadamer): Hermenéutica

Acerca del entender: El arte de dejarse decir algo. Gadamer habla de su propia filosofía: la Hermenéutica.

Hermenéutica: el arte de ajustarse a cada circunstancia

Desde tiempos lejanos ha existido tal palabra: en Teología por ejemplo, el arte de la comprensión e interpretación de las grandes escrituras, y en Jurisprudencia, arte de interpretar las frases, y darles un uso adecuado según el caso de que se trate (Justicia, el arte de ajustarse a las circunstancias), de la manera más cercana a la justicia. Esto quiere decir que no se puede esperar de la hermenéutica que sea clara, ni que aporte verdades definitivas ni dogmáticas.

Incluso en el mensaje cristiano, es un impulso de verdad, una ayuda para llegar a ella. Igual que en la jurisprudencia, se busca conectar la norma, lo legislado y cada excepción: la conexión entre legislación y concepto, y cada caso particular, realizada por la hermenéutica.

No todas las situaciones, los casos, han de ser vistos con la misma vara de medir, sino que se trata de ajustarse a cada excepción, tener en cuenta todas las circunstancias, el contexto.

Interpretación del texto

Se trata de una interpretación de textos. Esto tiene un significado muy amplio, y no sólo se trata de textos escritos, sino que también pueden leerse maneras de ver el mundo, edificios (la manera en que están construidos): se trata del texto del mundo, o bien de la historia del mundo. Tomemos nuestra manera de interpretar para ponernos de acuerdo con nosotros mismos, y tendremos la tarea que hemos de realizar. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía VI (Gadamer): Hermenéutica”

Historia de la Filosofía V (Gadamer): de Hegel a Nietzche

La vida como límite de la razón- Hegel

La tarea de Hegel fue mostrar que cada conciencia es tal en razón de sí misma: cada conciencia es autoconciencia, que puede ser falsa (no reconoce al otro) o verdadera (se construye gracias al reconocimiento del prójimo). De ahí la pregunta: cómo desde ese mundo interior, a partir de ese universo interior o autoconciencia es comprensible toda nuestra experiencia del mundo.

Autoconciencia falsa

Consiste en creer que sólo existe mi deseo y he de satisfacerlo. Pero en cambio así no cobramos una consciencia de que vivimos en sociedad, no existe únicamente mi “Yo”, sino que podemos encontrar diferentes conciencias, diferentes maneras de entender la vida: si las reconocemos a ella, nos reconocemos a nosotros.

Hegel se pregunta: cuándo alguien es autoconsciente? El ejemplo más inmediato es decir que cuando siento mi propio cuerpo, es decir cuando tengo hambre (se suele decir: “noto el ruido de mis tripas”): la consciencia de mi existencia. Si entendemos que sentir mi cuerpo se realiza completamente cuando sacio mis ganas y el hambre desaparece, entendemos la autoconciencia de forma falsa, ya que va más allá, está abierta a lo espiritual; La avidez nos despierta a la realidad, pero es falsa porque no pretende nada más que anularse a sí misma (satisfacer nuestro deseo inmediato).

La autoconciencia no es el ansia de dominio sobre los demás o sobre nosotros (ideologías que nos alejan de éste mundo y nos hacemos esclavos de ellas).

Autoconciencia verdadera

La verdadera autoconciencia es no sólo cuando despertamos a lo real, sino también cuando somos conscientes mediante el reconocimiento del otro como otro real. No sólo queremos ser un sí mismo real, satisfechos de nuestros propios deseos, sino también ser conscientes de nosotros mismos a través del reconocimiento del otro, y por tanto darnos cuenta de que vivimos en un mundo formado por muchas conciencias, diferentes; estamos inmersos en algo común: la sociedad. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía V (Gadamer): de Hegel a Nietzche”

Historia de la Filosofía IV- Gadamer

La carrera de la autoconciencia: Hölderlin (1770- 1883) y Hegel (1770- 1831).

El idealismo alemán presupone la libertad necesaria para crear una nueva realidad, incorpora el deber del cuidado del otro. Fichte y Hegel, compañeros de universidad, demuestran como a partir del supuesto de la libertad podemos elegir de manera más adecuada la realidad que deseamos vivir.

Hölderlin- Juicio y ser

Poeta alemán, en su escrito “Juicio y Ser” (de sólo dos páginas), se puede observar una profunda mirada sobre el lenguaje.

Demuestra la libertad necesaria en todo juicio, la cual se confirma precisamente porque podemos decidir. No está todo dado, como si fuésemos seres mecánicos (Descartes). El Yo confirma la libertad cuando es capaz de decir “Yo”, y así se da cuenta de que no todo está dado, de que con nuestros juicios, opiniones…estamos creando un tipo de realidad, y por tanto la realidad puede cambiarse. Seguir leyendo “Historia de la Filosofía IV- Gadamer”

El pez y el océano- Alan Watts

Érase una vez un pez que vivía en el gran océano, y puesto que el agua era transparente y se apartaba siempre convenientemente de su nariz cuando él se desplazaba, ignoraba el hecho de que habitaba en el océano.

Bien: un día, el pez hizo una cosa muy peligrosa, a saber: comenzó a pensar “Sin duda, soy una entidad notable, pues puedo desplazarme por el espacio vacío”.

El pez acabó por confundirse con tanto pensar sobre el moverse y el nadar, y de pronto cayó en un ansioso paroxismo: había olvidado el arte de nadar.
En aquel momento, miró hacia abajo y contempló el abismo oceánico, reparando en la terrorífica posibilidad de precipitarse. Seguir leyendo “El pez y el océano- Alan Watts”

El cuento del granjero chino- Alan Watts

Érase una vez un granjero chino al que, en cierta ocasión, se le escapó un caballo. Esa noche acudieron los vecinos a su casa y le dijeron: “¡Qué mala suerte!”, a lo que él respondió: “¿Quién sabe lo que es bueno y lo que es malo?”. Al día siguiente, el caballo regresó trayendo consigo siete caballos salvajes a los que se había unido. Esa noche volvieron nuevamente sus vecinos y le felicitaron, pero él replicó: “¿Quién sabe lo que es bueno y lo que es malo?”.

Al día siguiente, su hijo estaba tratando de domesticar uno de los caballos salvajes cuando salió despedido de la grupa y se rompió una pierna. Los vecinos regresaron entonces y dijeron: “¡Qué mala suerte!”, a lo que el granjero contestó, una vez más: “¿Quién sabe lo que es bueno y lo que es malo?”.

Al día siguiente, llegaron los oficiales de reclutamiento en busca de jóvenes para el ejército, pero su hijo se salvó a causa de su lesión. Esa noche también llegaron los vecinos diciendo: “¡Qué bien!, ¿verdad?”, a lo que el granjero dijo nuevamente: “¿Quién sabe lo que es bueno y lo que es malo?”.

(Alan Watts, Taoísmo, pág. 85)

Las decisiones que tomamos, o los acontecimientos que experimentemos, viéndolo con perspectiva, no sabemos con seguridad a dónde nos conducirán, y pueden tomar un rumbo inesperado, nos puede llevar a unas consecuencias no previstas. Seguir leyendo “El cuento del granjero chino- Alan Watts”

Richard Wilhelm

1873-1930. Sinólogo (filólogo estudioso de la cultura china), académico y lingüista. Tradujo obras de la cultura china del inglés y otros idiomas al alemán, convirtiéndose en difusor del pensamiento oriental, y su introducción en Occidente, en una época en que se desconocía dicho pensamiento o bien existía un gran prejuicio ante lo que no fuera “lo occidental”.

En sus años de estudiante lee al poeta alemán Goethe. Admirador de toda obra espiritual, orienta sus estudios hacia la teología.

Publica traducciones de los libros I-Ching y El Secreto de la Flor de Oro (Tai Yi Jin Hua Zong Zhi), ambos de ideas taoístas, entre otros.

1889, viaja a China, donde vive hasta 1924, año en que regresa a Alemania.

1899, se produce en china “El levantamiento de los Bóxers” llamado en Occidente, y “Levantamiento Yihétuán” en China (literalmente ‘los puños rectos y armoniosos’): en noviembre de 1899 comienza, hasta el 7 de Septiembre e 1901 en que es sofocada por Occidente. Seguir leyendo “Richard Wilhelm”

Historia de la Filosofía I- Gadamer

Han Georg Gadamer, 1900-2002, filósofo. Nació en Alemania, discípulo entre otros de Martin Heidegger.

Su principal libro, Wahrheit und Methode (Verdad y Método),  publicado en 1960. Cuenta que no publicó nada hasta esa edad debido a que Heidegger hacía de menos su trabajo, pero por otro lado sus alumnos le aconsejaron publicar el contenido de sus clases.

En éste libro se preocupa de la Hermeneútica, el arte de interpretar, y hace del lenguaje, la palabra, lo constitutivo del ser humano y lo que nos hace entender y seguir interpretando el mundo.

En 2001 tuve la oportunidad de visitarle en su casa y comprobé que era una persona cercana, humilde y con gran sentido del humor. El empeño en encontrar su casa me recordó a la fuerza de la curiosidad en filosofía, que siempre empuja a seguir investigando.

Recorrido por el origen de la filosofía griega, donde se comienzan a plantear cuestiones sobre el origen de las cosas, y se sorprenden de la naturaleza (anécdota de Tales, el cuál iba caminando y se cayó de repente en un pozo seco. Se suele emplear dicha historia para ridiculizar la filosofía, pero lo cierto es que se metió en él adrede para observar mejor las estrellas).

Serie de vídeos dirigidos por Rüdiger Safranski, 1945.
Seguir leyendo “Historia de la Filosofía I- Gadamer”

Charvaka- Escuela Lokaiata

No hay otro mundo que este
No hay cielo, no hay infierno
El reino de Shiva y regiones semejantes
son inventadas por estúpidos impostores

 Sarvasiddhanta Samgraha, libro de la Escuela de Charvaka

Charvaka, Filósofo indio, nacido alrededor del siglo VI a.C. Su pensamiento crea una escuela: Lokaiata, que persiste hasta alrededor de 1.200 d.c.

Chárvaka es un término sánscrito, unión de dos palabras a su vez: chari (‘atractivo’) y vak (‘palabra’). La escuela es llamada Lokaiata, palabra formada a su vez por la unión de otras dos: loka: ‘local, mundo’ y aiata: ‘prevaleciente’.

Escribió el texto en sánscrito Brijaspati Sutra donde se critica las doctrinas hinduistas (la existencia del alma, el karma, la reencarnación…).

No se conservan obras suyas, fueron destruidas a lo largo de los siglos posteriores, dado su carácter crítico con los mandatos religiosos y la existencia de seres sobrenaturales: lo único existente es la inteligencia que podemos desarrollar, nuestra relación en éste mundo, y por tanto hemos de recuperar la importancia, y no infravalorarlo por pensar en otra vida (anterior o futura). Seguir leyendo “Charvaka- Escuela Lokaiata”

Heráclito- Anécdota

Aristóteles (384, 322 a. C), en su obra De part. Anim.A5, 645ª 17., nos cuenta una anécdota  acerca de Heráclito (535, 484 a.c). Ocurriera realmente o no, ilustra perfectamente el pensamiento paradójico que nos proponen ambos filósofos.

Aristóteles menciona la anécdota para resaltar que: ”Por ello es necesario no rechazar puerilmente el estudio de los seres más humildes, pues en todas las obras de la naturaleza existe algo maravilloso.”

Heráclito nos habla de la naturaleza humana, y de las características del pensamiento: ha de ser terrenal, práctico, útil. Seguir leyendo “Heráclito- Anécdota”

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑