Literalmente poesía o canción japonesa. Término aparecido a finales siglo VII: dinastía Heian (794-1185). Hasta el S. XV Japón apenas conoce variaciones en su poesía.

En éstos poemas se fijan importantes conceptos de la estética japonesa, como es el sentimiento subjetivo, la belleza, la emoción: sus temas principales son la naturaleza y el amor. La poesía Haiku se puede considerar como una variación, ya que se basa en el mismo principio: la emoción subjetiva. Los Waka se utilizaron con el fin de marcar distancias con respecto a la poesía china que tradicionalmente leían y escribían los japoneses cultos y educados durante la dinastía Tang. Carece de cualquier clase de rima, la cual se ve como un error, ya que es demasiado fácil.

Tradicionalmente los escritores, en vez de intercambiarse cartas en prosa, al igual que los amantes, preferían escribirse Waka. Había fiestas, acontecimientos sociales donde se realizaban dos tipos de juegos:

  • Utakai, donde los presentes redactaban un Waka y lo leían en voz alta: fiestas de Año Nuevo, cumpleaños, la construcción de una casa…
  • Utaawase, había dos equipos, había que redactar un Waka a partir de un tema elegido, y luego era valorado por los jueces.

A finales del siglo XVII, maestros o poetas como Matsuo Basho llegaron a escribir haikus, con elegancia y lenguaje coloquial, siendo estos accesibles  a las personas que no pertenecieran al mundo literario o cortesano.

Waka, literalmente “poema japonés” fue el término utilizado para diferenciarlo de  la poesía china (kanshi, cultivado por las altas clases sociales), y establecía las características formales japonesas: 31 sílabas divididas en estrofas de 5-7-5-7-7 sílabas.

Waka se refiere a muchos estilos diferentes. Los dos principales son: tanka (que literalmente significa “poema corto”) y chōka (que significa literalmente “poema largo”); pero también existen otros: bussokusekika, sedoka y katauta. Sin embargo estos últimos tres estilos cayeron en desuso al principio del período Heian, y chōka se olvidó poco después, quedando únicamente el estilo tanka.

Fujiwara no Shunzei, 1114-1204

shunzei-hotogisu

Miembro del clan Fujiwara, familia aristocrática dedicada a la poesía y literatura. A los trece años comenzó a escribir, y a los 30 años ya participaba como juez en los concursos de poesía waka (al principio únicamente concursante). Como decía “deben de alguna manera … producir un efecto de encanto y de misterio y profundidad. Si se trata de un buen poema, que poseerá un tipo de atmósfera distinta de sus palabras y su configuración y, sin embargo que los acompaña”.

Durante su vida fue ministro, y ocupó diversos cargos cortesanos, pero en 1176, a los 63 años, decide convertirse a monje budista y cambiarse el nombre por “Shakua”). Destaca por su innovación en la poesía waka, y en los concursos de poesía waka donde participó como juez, mostraba preferencia por aquella poesía de tipo yugen (poesía que se basaba en la comunicación sutil de emociones, con nostalgia y pena), sin centrarse en la crítica de los demás tipos de poesía. Siendo ya monje budista, el emperador Emperador Go-Shirakawa le pidió una compilación de poesía: Senzai Wakashū.

Yū sareba
Nob sin Akikaze
Mi ni shimite
Uzura Naku nari
Fukakusa no sato.

Al caer la tarde,
De lo largo de los páramos el viento de otoño
Golpes enfrían en el corazón;
Y las codornices elevan su grito lastimero
En la profunda hierba del pueblo Fukakusa

Habiendo pensado esto o lo otro

acerca de este mundo, miro afuera:

en el cielo vacío

se desvanece una nube blanca…

El poeta Shinkei (140-1475) escribió esta descripción de la composición de la poesía de Shunzei:

“Muy tarde en la noche se sentaba junto a la cama delante de una lámpara de aceite tan tenue que era difícil decir si se estaba quemando o no, y con una túnica de corte hecha jirones sobre los hombros y una cápsula de corte de edad bajó a su oídos, que se apoyaban en un brazo, abrazando a un brasero de madera para el calor, mientras recitaba el verso a sí mismo en voz baja. profundo en la noche, cuando todo el mundo estaba dormido, se sentaba allí encorvado, llorando suavemente”.

Fujiwara no Teika (1162-1241)

Poesía Waka, compilador

Si sopla el viento

se apartan de la cumbre
las blancas nubes
y se esfuman y así
de mí tu corazón.

風吹けば峰に別るる白雲のたえてつれなき君が心か
kaze fukeba mine ni wakaruru shirakumo no taete tsurenaki kimi ga kokoro ka

Hijo de Fujiwara no Shunzei. Por consejo de un familiar suyo, realiza una antología de la poesía waka: Hyakunin isshu (Cien poetas, un poema). Seleccionó un poema waka de cada uno de los cien poetas más famosos del s. VII y el XIII, además de contar con poemas compuestos por emperadores, emperatrices, y el propio Teika. La antología en ocasiones también es citada como Ogura hyakunin isshu, título debido al Ogura, monte cercano a Kioto en el que Teika poseía una casa de campo y en la que parece que compuso la obra.

La editorial Hiperión publicó en 2004 una traducción del Hyakunin isshu al castellano, bajo el título Cien Poetas, Cien Poemas.

La tarea del discípulo era descubrir por qué había sido incluido en la antología cada poema, la cualidad, la transmisión de emociones que se podía encontrar en ella. Hyakunin isshu no incluye introducción ni comentarios, los poemas están en orden cronológico y nada indica cuál es el criterio de inclusión o clasificación, y aun hoy sigue siendo objeto de debate entre los críticos.

En 1881, con veinte años, Teika compuso su primera secuencia de cien poemas, la que llamó Centena del aprendiz (Shogaku hyakushû). Teika acuña el concepto conocido como Ushin  o “sinceridad del sentimiento” que era un estilo marcado con un fuerte tono subjetivo.

Autor de tres tratados decisivos sobre la naturaleza del lenguaje poético, donde desarrolla conceptos como el de wabi, esencial en la estética japonesa (y popular en el Occidente contemporáneo). Los estudiantes aprenden durante los primeros cursos los cien poemas, base de un juego mnemotécnico indispensable.

A partir del Waka se originó el juego de cartas Karuta, basado en uno anterior de la tradición japonesa, el kai-ōi, o juego de emparejar conchas. Surgido a principios del S. XVII, cuando los portugueses introdujeron en Japón la baraja española de 48 naipes. Juego típico de Año nuevo.

El sistema de juego de karuta es como sigue: un orador recita la primera parte de uno de los cien poemas del Hyakunin isshu, y los jugadores (normalmente dos, aunque pueden ser más) deben encontrar entre las cartas expuestas aquella que case con el principio del poema recitado. Los jugadores, como es de suponer, deben conocer de memoria cada uno de los cien poemas de la colección, de forma que cuanto mayor sea su dominio, mejores jugadores serán, pues los más diestros pueden reconocer un poema con tan solo escuchar las primeras sílabas.

Vídeo- juego de cartas Karuta

Anuncios