La vida como límite de la razón- Hegel

La tarea de Hegel fue mostrar que cada conciencia es tal en razón de sí misma: cada conciencia es autoconciencia, que puede ser falsa (no reconoce al otro) o verdadera (se construye gracias al reconocimiento del prójimo). De ahí la pregunta: cómo desde ese mundo interior, a partir de ese universo interior o autoconciencia es comprensible toda nuestra experiencia del mundo.

Autoconciencia falsa

Consiste en creer que sólo existe mi deseo y he de satisfacerlo. Pero en cambio así no cobramos una consciencia de que vivimos en sociedad, no existe únicamente mi “Yo”, sino que podemos encontrar diferentes conciencias, diferentes maneras de entender la vida: si las reconocemos a ella, nos reconocemos a nosotros.

Hegel se pregunta: cuándo alguien es autoconsciente? El ejemplo más inmediato es decir que cuando siento mi propio cuerpo, es decir cuando tengo hambre (se suele decir: “noto el ruido de mis tripas”): la consciencia de mi existencia. Si entendemos que sentir mi cuerpo se realiza completamente cuando sacio mis ganas y el hambre desaparece, entendemos la autoconciencia de forma falsa, ya que va más allá, está abierta a lo espiritual; La avidez nos despierta a la realidad, pero es falsa porque no pretende nada más que anularse a sí misma (satisfacer nuestro deseo inmediato).

La autoconciencia no es el ansia de dominio sobre los demás o sobre nosotros (ideologías que nos alejan de éste mundo y nos hacemos esclavos de ellas).

Autoconciencia verdadera

La verdadera autoconciencia es no sólo cuando despertamos a lo real, sino también cuando somos conscientes mediante el reconocimiento del otro como otro real. No sólo queremos ser un sí mismo real, satisfechos de nuestros propios deseos, sino también ser conscientes de nosotros mismos a través del reconocimiento del otro, y por tanto darnos cuenta de que vivimos en un mundo formado por muchas conciencias, diferentes; estamos inmersos en algo común: la sociedad.

Ninguna autoconciencia sin trabajo

La base de una buena autoconciencia no es el dominio sobre los demás, sino el trabajo: el poder hacer algo. Movimiento actual, oscila entre el menosprecio de uno mismo y la arrogancia… Pero no obstante, se va despertando lentamente: no se entiende de manera narcisista, el satisfacer nuestros deseos más básicos, al menos no únicamente, sino que se va abriendo a la objetividad, va haciendo visible el espíritu, y nos damos cuenta de la pertenencia a una comunidad del trabajo.

Por ejemplo, la solidaridad en el trabajo, darse cuenta que lo primero es estar todos unidos en algo común (a veces se critica esta idea, y uno se instala en la autoconciencia falsa; o bien los profesores de ética: es preciso la tarea de la autocrítica, la reflexión sobre esas posiciones dadas como verdades absolutas de forma moral, social y humanamente).

Tenemos la tarea de llevar a los otros seres a la conciencia del reconocimiento. Esto es una propuesta pedagógica: llevar a la conciencia del reconocimiento y también lleva a responsabilizarse de los propios errores.

Espíritu objetivo

La razón es subjetiva, se forma en cada autoconciencia. Pero no somos hombres separados, sino que vivimos en sociedad, y nos abrimos a otros en ese intercambio del lenguaje, y de las costumbres, en ese configurar el mundo. El mundo juega con nosotros y a la vez es la obra de nuestro propio ser, como seres espirituales y pensantes. No es sólo el mundo de la ciencia, sino también el de la moral, el derecho… es decir, todo lo que toma forma por la comunidad de los hombres.

Espíritu absoluto- La experiencia del Arte

Fuerza de sintetización, unión, mediación y reconciliación.

El espíritu objetivo tiene un contrario, el absoluto. La expresión del absoluto es el Arte. Qué nos fascina tanto de una obra? Nos reconocemos aquí, pero no en nuestro sufrimiento privado, sino lo que expresa a todos.

La experiencia del arte: se muestran testimonios de pintura. Ante el mundo secularizado de la técnica, se propone el mundo literario, de la pintura… modos de experiencia que nos transmite de forma permanente su mensaje. Con el arte mostramos como un mundo que se ha vuelto mundano no puede llamarse del todo mundo: también existe lo trascendente, introducidos entre el nacimiento y la muerte. Pensar en el más allá hasta nuestro último aliento: el misterio de la muerte y el destino del hombre.

Filosofía de la historia

Muestra la razón en la historia. Aparece una nueva dimensión, hasta entonces no se había leído la historia con la razón: Razón, Logos, Lógica; el instrumento de los griegos. La lucha del hombre por su libertad social. Y esa lucha por la libertad es también de la filosofía. Por eso, que la razón esté en la historia, es una tarea a la que, queramos o no, nos vemos abocados. No sólo las promesas de las religiones, su promesa de paraíso, sino también el esfuerzo de nuestro pensamiento, que se va objetivando.

Con la razón vamos superando las diversas crisis que nos van sucediendo: el movimiento ecológico alertando de los peligros frente a la naturaleza; pero a veces las respuestas dadas ante éste mundo derivan en fanatismo o en el abuso de la técnica… Pertenece a nuestra libertad el intento de defender un mundo formado según la razón.

Giro contra Hegel, Arthur Schopenhauer (1788-1860).

La voluntad que propone Hegel es razonable, anhelante, que resuelve el misterio de la existencia libre del hombre. En cambio, Shopenhauer pensó el mundo como voluntad y representación.

La voluntad pura, ciega, que lleva a pensar la vida como impulso insatisfecho e imposible de satisfacer y se objetiva en sus diversas representaciones (seres). Por eso buscó otras formas de salvación, y se fijó en Kant: la cosa en sí kantiana remite al concepto de lo aparente, y por tanto la cosa en sí es esa voluntad que pasa por todo y a través de todo, y que busca liberarse de las representaciones, realizarse a través del reconocimiento del sufrimiento del otro, lo cual se realiza a través del arte y la religión (oriental).

Friedrich Nietzsche (1844-1900). El poder de la voluntad se transforma en voluntad de poder

Nietzche prosigue la idea de que la voluntad es incomprensible, así defiende que la voluntad no persigue algo determinado, sino que es energía condensada, voluntad de poder, querencia de aumentar la propia voluntad y potencia. El Eterno Retorno, profundo amor a la vida.

Pensador apelativo- Así habló Zaratustra y la Tragedia

Gadamer duda entre considerarlo como un pensador experimental o apelativo. Si lo entendemos como pensador experimental, que pretende llegar a unas verdades ciertas, podemos equivocarnos. No pretende exhibir una serie de verdades universales (lo cual lleva al abuso político del Fascismo Alemán: el poder por el poder). En cambio entendemos que es apelativo: un pensamiento que se habla a sí mismo, dice al pensamiento que debe decir algo, y debe atreverse a hacerlo.

Zaratustra no sólo enseñó la voluntad de poder, sino que las cosas vuelven una y otra vez (Eterno Retorno). Por un lado, la voluntad de poder y el Superhombre, y por otro el eterno retorno, que siempre vuelve lo mismo, interpretación griega de la naturaleza y el ser.

Eterno retorno: anuncio de que los hombres no viven ya en un mundo cerrado y mudo, el mundo es diverso y así ha de ser reconocido (crítica a la idea de “igualdad”). Pero no dejarnos llevar por la desesperación o la falta de escrúpulos morales. Exigencia de vivir, en la que todo se repite, cada sufrimiento, cada caída, cada triunfo y cada derrota: esto será capaz de afirmarlo el Superhombre.

Zaratustra proclama, no un mensaje de salvación, sino una conciencia cargada de dignidad humana. El hombre tiene que hacerse cargo de su propio destino: como hace en la tragedia; no sólo reducir la vida a partir de los sucesos desgraciados que nos pasan, sino también al poder de afirmarla tal y como es.

Como la poesía griega anunció, se debe hacer cargo de su propia muerte, la cual sucedía en el escenario y en las ceremonias religiosas (con el estremecimiento, el horror, la compasión, se vivía una catarsis, purificación, liberación, un profundo y nuevo aliento de vida).

Gadamer- Historia de la Filosofía V

 

Fuentes

http://www.youtube.com/watch?v=dwzkbus8A-U&list=PLr78vFkgIQhdsV5NYZbC0bKkrmB3_AxRO&index=5

 

Anuncios