Palabra japonesa que significa “los rayos de sol que se filtran a través de las hojas de los árboles” (Se pronuncia: “Comb oh ray be”). Hace referencia a un efecto de la naturaleza, en un momento dado: el paso de la luz a través de los árboles y sus hojas, así como el reflejo que produce, las sombras proyectadas.

Los dos elementos: el sol y las hojas, así como su interacción, la luz del sol pasa a través de ellas y se produce una situación especial, una visión de lo mismo diferente, así se vive una sensación particular y esto se incorpora a nuestras conversaciones cotidianas.

Se refiere al juego de luces y sombras que se produce cuando el sol pasa a través de las hojas, un sentimiento de algo, una emoción estética condensada en dicha palabra: “Komorebi”. Asimismo, la luz que pasa a través de los árboles y hojas refleja su sombra, se proyecta sobre otros objetos.

En español no existe tal palabra, por lo tanto al traducir del japonés habría que hacer un esfuerzo por explicar dicho efecto.

Si nos adentramos en la cultura japonesa, nos damos cuenta que ellos nombran ciertas emociones, sensaciones, con lo cual entran a formar parte de su lenguaje, son conscientes de ella y además han hecho el esfuerzo de darla un nombre.

Por tanto, conocer culturas diferentes nos amplia la perspectiva, la vivencia que se nombra la podemos definir, y así nuestro lenguaje incorpora esto y se hace más rico.

Al traducir de un lenguaje a otro, nos encontramos con ciertas dificultades, ya que además de lo literal hemos de recoger los sentimientos, el contexto, la cultura… y muchas veces perdemos matices a la hora de la traducción ( “Lost in traslation”).

De no ser nombrado dicho efecto estético, y no formar parte del lenguaje cotidiano, no se puede hablar de él, no se presta atención o se considera irrelevante, y de no existir en nuestro idioma, hemos de emplear varias palabras intentando definir la sensación.

 

Fuentes

https://books.google.es/books?isbn=149086976X (libro Komorebi: Light Shining Through)

http://bibliotecas.unileon.es/tULEctura/2014/06/23/traduccion/

Anuncios